Home Dentro de Cirugía Oral y Maxilofacial Dentro deCirugía MaxilofacialDentro de CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

CIRUGÍA ORTOGNÁTICA

La cirugía ortognática es aquella que trata las deformidades de los maxilares tanto por falta como por exceso de desarrollo, siendo su finalidad el colocar estos huesos de la cara y los dientes en su posición óptima. De este modo, se mejora la apariencia de la cara, a la vez que se garantiza que los dientes funcionen de manera correcta y saludable.

La cirugía ortognática no está dirigida sólo a aquellos pacientes que tienen una deformidad facial importante, sino también a todos aquellos que tienen una forma de morder alterada por una posición inadecuada de los dientes y huesos maxilares que el ortodoncista no puede resolver de forma aislada.

Por consiguiente, mediante esta cirugía perseguimos dos objetivos:
– El estético, mejorando el aspecto general de la cara y de la sonrisa
– El funcional al lograr así una correcta forma de masticar y ayudar a mantener una buena salud de las piezas dentales, encías y articulaciones temporomandibulares.

Para conseguir estos objetivos, el estudio previo del paciente ha de ser preciso y meticuloso, para realizar un acertado diagnostico y poder planificar el tratamiento más adecuado para cada caso.

En cada paciente realizamos:
– Toma de fotografíasEstudio radiológico mediante Scanner con reconstrucción tridimensional
– Toma de impresiones para realización de modelos de sus dientes.
Toda esta información nos llevará a realizar qué tipo de tratamiento es el más adecuado, estableciendo un plan combinado de ortodoncia y cirugía que, además de proporcionar un aspecto más estético de la cara y la sonrisa, consiga la colocación perfecta de los dientes.

Las opciones de tratamiento que disponemos son:
– Cirugía de mandíbula: permite avanzar o retruir la porción distal del maxilar inferior, que es la que soporta los dientes.
– Cirugía del maxilar superior: consiste en la separación quirúrgica de los huesos del tercio medio de la cara para reposicionarlos en una situación correcta. Puede ser avanzado, retruído, impactado o descendido. Asimismo es posible una separación en fragmentos más pequeños independientes, que permite ajustar la forma de la arcada dentaria.
– Cirugía bimaxilar: cuando el caso lo exija puede ser necesario intervenir ambos maxilares para obtener resultados óptimos.

Ortognáticaortognática2

Esta cirugía permite un enorme abanico de posibilidades y debe ser planeada con sumo cuidado.

Antes de realizar la intervención quirúrgica, será necesario un tratamiento ortodóncico previo que perseguirá el encaje de los dientes al posicionar los maxilares en su sitio. Una vez finalizada la ortodoncia, el cirujano maxilofacial colocará los maxilares correctamente en oclusión, lo que mejorará la función oral y la masticación, además la cara recuperará la armonía adecuada. Los resultados son visibles de forma inmediata.

Estas intervenciones se realizan, en la actualidad, por vía exclusivamente intraoral, evitando las cicatrices externas, y se emplean métodos de fijación rígida, evitando, en la mayoría de los casos, el bloqueo intermaxilar habitual hace unos años.

En ocasiones se requiere estancia en UVI durante las primeras 12 o 24 horas tras la intervención, aunque en la mayoría de los casos, los pacientes suelen tener una recuperación temprana, abandonando el hospital en 3 o 4 días, y pueden volver a su vida normal a los 10-15 días, si bien es cierto que pueden hablar y comer desde el primer día.