Home Dentro de Ondontología GeneralDentro de Peiodoncia

PERIODONCIA

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal es la enfermedad que afecta a las encías y a la estructura de soporte de los dientes, y que es causada por las bacterias presentes en la placa que se acumula en los dientes.

En una primera etapa se encuentra la gingivitis, producida por la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y la encía, que se encuentra enrojecida e inflamada y sangra con facilidad. Si evoluciona sin tratamiento dará lugar a una periodontitis, conocida más coloquialmente como “piorrea”.

La periodontitis es más grave, ya que la placa penetrará más y más afectando a los tejidos de soporte de los dientes hasta que el hueso que sostiene el diente se destruye, dejando al descubierto las raíces y provocando la movilidad de las piezas dentarias. Entonces el diente se caerá o necesitará ser extraído.

Existe la idea equivocada de que el sangrado de encías es normal. Esta afirmación es totalmente errónea. La encía debe estar bien pegada a los dientes para aislar el hueso de debajo del exterior. Si sangra, significa que existe comunicación del exterior al interior contaminando y destruyendo, con el tiempo, el hueso de soporte dental que provocará la pérdida de los dientes.

¿Cuáles son sus síntomas?

– Enrojecimiento de las encías.
– Sangrado de las encías al cepillarlas. Atención: los fumadores no sangran aunque estén infectados.
– Retracción de las encías dando la sensación óptica de dientes más largos.
– Aumento de la sensibilidad dentaria al frío.
– Aparición de abscesos o flemones dolorosos en las encías.
– Movilidad y desplazamiento de los dientes.

¿Cómo es su tratamiento?

Cuanto antes se trate, mejor pronóstico de curación tienen estas enfermedades. Por eso es importante acudir al dentista ante los primeros síntomas. Realizamos una detallada exploración clínica, radiológica y, en ocasiones, microbiológica. Con esta información podremos desarrollar un tratamiento específico y eficaz.

El tratamiento consiste en:

– Limpieza meticulosa de las raíces dentales mediante raspados y alisados radiculares.
– Gingivectomía
– Utilización de técnicas regenerativas cuando es necesario y posible.
– Estabilización de los dientes móviles.
– Seguimientos periódicos: Para evitar la reactivación de la enfermedad, es necesario visitar periódicamente a la higienista periodontal para la eliminación de la placa dental bacteriana y cálculos acumulados.
– Para combatir esta enfermedad y evitar nuevos brotes agudos, es fundamental tener una correcta higiene bucodental para combatir la aparición de placa y evitar que se endurezca, que es lo que se denomina habitualmente sarro.